21 October 2008

Clean & Clear

Ah, mi blog.

Por cuanto hemos pasado, tú y yo.

4 años de mi vida en los que siempre has sido parte intrínseca de ella, a menor o mayor grado. Siempre vivo, pero no siempre despierto. Los períodos de letargia, de un estado de coma, son tan constante como la historia del blog mismo.

Pero nunca he podido cerrarlo todo, darme la vuelta y dejarlo completamente atrás. Y creanme que lo que considerado.

Pero el gusanito siempre regresa. El gusanito de querer escribir, de querer exteriorizar ese desmadre interno. Y hay cosas que no se pueden Twittear.


Se ha cerrado un capítulo de mi vida. Tuvo una conclusión larga y dolorosa, quizá más larga de lo que debió haber sido, pero no todo está bajo mi control, y aunque a mi me gustaría que las cosas fueran diferentes, no lo son, y ya no hay más que yo pueda hacer al respecto. La vida me arrastró por 11 kilometros de piedras, lodo y putazos cuando quizás debi haberme soltado hace 10.5, pero ahora sé como son las cosas... y no serán 11.5.

Ahora me levantaré, sólo, y caminaré, no me arrastraré, hacia adelante. Dejando que esos crueles guionistas con su retorcido sentido del humor sigan lanzando lo que sea que planean lanzar. No hay spoilers en este guión, y supongo eso es bueno.

Pero no mamar como son esos putos guionistas de culeros. Te levantas de un putazo, adolorido, cansado y madreado... dispuesto a curarte... y llega otro. Es como cuando te levantas con un barro gigante en la nariz, y te da un chingo de coraje pero no te queda más que tomar las medidas necesarias para deshacerte de él.

Y un par de días después, cuando crees que ya, el barro finalmente se ha ido y de él solo queda piel enrojecida.. despiertas y encuentras otro, totalmente diferente y en otra parte, pero igual de molesto, doloroso y asqueroso.

Y crees que sabes que pedo con ese barro, no te va a derrotar, pinche bola de pus y grasa.... pero entonces te sorprende. Y lo que crees iba a salir de él es peor de lo que esperabas... y manchas el espejo en un torrente de cosa asquerosa.

Je, pinche analogía cabrona. Y asquerosa, pero finalmente cabrona.

Mi espejo está manchado por lo que salió de un barro que no supe exprimir. Ahora tengo que recuperarme de la sorpresa, y limpiarlo, buscando no dejar manchado.

Se están tomando medidas... Los guionistas en su eterna busqueda por ratings lanzan sorpresas no siempre crueles. Llega gente cuando menos lo esperas, y te hacen ver las cosas de otro ángulo, y entonces despiertas con ganas de tomar MEDIDAS y no sólo medidas, así, con minúsculas.

Ayer se rompió un dique. Veremos si fue bueno o malo.


Y no, no pienso escribir nomás pa entretenerlos, "fans" bazofios.

5 comments:

Eduardo said...

Quedó bien, eso sí.

Pinkn'BlackBoy said...

a mi vieja le gusta reventarme las espinillas... a mi no me gusta.. . jajajajaja

Mariana said...

Calleja regresoooooooo!!


LAs cosas tienen que mejorar, tu nomas no te rindas. Y yo aqui seguire leyendote,vale?

A ver si posteas mas fotos de tiiii, aunq sea con sombreros chistosos, je

besos

alice said...

Uy dude. El barro nuevo puede ser aún más doloroso, enrojecido y en lugares mucho más incómodos y vergonzosos!!!! Saludos a tus guionistas ;)

A menina daqui said...

Yo tengo una foto tuya con una camiseta que te ha regalado una brasileña...

¡Guapo!

Beijos desde Brasil